Āsanas

Āsana es la palabra sanscrita que se traduce en la práctica del yoga por postura, aunque también significa asiento o sentarse. Se refiere a la postura que el cuerpo adopta en la práctica del yoga.

Hay quien lo traduce como cualquier postura que el cuerpo pueda adoptar y mantener con estabilidad y comodidad durante el máximo tiempo que sea posible.

En la práctica del yoga descubrimos infinidad de āsanas a través de diferentes escuelas, bibliografía escrita y actualmente videos vía internet, aunque no es necesario conocer y practicar todas las āsanas, (sería imposible, pues la cantidad de āsanas, es un número astronómico). Con unas pocas āsanas se consigue restablecer el equilibrio y la salud, desde una perspectiva física, mental y emocional, además de energética. Los āsanas son herramientas del yoga, que integran el cuerpo con la mente, desarrollando un sutil dialogo entre ambos, así la atención es muy importante para que la mente recorra el cuerpo en la práctica del āsana desarrollando la conciencia corporal, un proceso de sensibilización, que permitirá comprender los mensajes del cuerpo durante la práctica.

Equilibrio y ejecución del āsana

Un āsana o postura debe mantener un equilibrio entre sthirá-sukhá Sthirá: se traduce como firme, fuerte, estable, permanente, inmutable, quieto… Sukhá: se traduce como facilidad, comodidad, desenvoltura. Aplicar sthirá-sukhá en un āsana, se refiere a como debe ser ese...

leer más