Hatha Yoga

categoria-Hatha-yogaIntroducción y definición del Hatha Yoga

Definición:

Como ya explicamos en el artículo  “definición del yoga…”

Yoga significa unión.

Y Hatha…

Tradicionalmente, se asocian las silabas que componen la palabra sanscrita Hatha de la siguiente forma:

  • Ha: sol, prāna, principio masculino
  • Tha: luna, apāna, principio femenino

Esta asociación es la que, según Alicia Souto, hicieron los maestros “Brahmānanda y Goraksa” que escribieron los primeros comentarios del Hatha Yoga Pradīpikā (el texto más conocido sobre Hatha Yoga).

Sin embargo, otros autores invierten el significado de las silabas Ha y Tha, o solo hacen referencia al significado de las silabas Ha y Tha, sin asociar directamente cada silaba a un significado concreto.

Según el diccionario sánscrito de Oscar Pujol las silabas Ha y Tha no tienen significado propio. Y la palabra Hatha, en relación al yoga, la define como yoga de la fuerza, que es como tradicionalmente se conoce el Hatha Yoga.

En base a esto, está claro que los antiguos maestros utilizaron las silabas de la palabra para explicar simbólicamente que es, o que hace, el Hatha Yoga. No creo que sea importante cuál de las silabas se asocia al sol, al prāna y al principio masculino y cual al otro.

Por tanto, el Hatha Yoga es un sistema para purificar y unificar las energías internas del ser humano, a través de āsanas, prānāyāma, bandhas, mudrās y satkarmas. Es conocido como el yoga de la fuerza o yoga físico y se dice que consigue un cuerpo saludable o “cuerpo diamantino” (el diamante es el mineral más duro y fuerte que se conoce). La unión de las energías opuestas, que corresponden a la energía vital (sol) y energía mental (luna) y el equilibrio entre prāna y apāna a través de prānāyāma, proporciona la calma interior que muchos comparan con un monasterio. Se dice que… “el cuerpo es un templo en el que reside el alma”. Solo consiguiendo calma interior se puede llegar a percibir el alma. Los practicantes de Hatha yoga pueden comprobar por experiencia propia, como la práctica progresiva proporciona esa fuerza física y mental que tan beneficiosa resulta para enfrentar y resistir las dificultades de la vida, pero también enseña estabilidad y firmeza junto con flexibilidad y equilibrio.

Estas cualidades se desarrollan tanto a nivel físico como mental. La práctica constante y progresiva va transformando al practicante (o “discípulo” según la tradición), y abriendo un camino de posibilidades a prácticas más avanzadas y complejas. La purificación progresiva del cuerpo y la mente permite, según la tradición, apaciguar el espíritu y liberarse de las cadenas del karma. Es cuando finalmente la unión de las energías, vital y mental, consiguen el despertar de la energía que está dormida en todo ser humano, la Kundalinī.

Hay que tener en cuenta que la purificación del cuerpo no se refiere solo a la liberación de toxinas y tensiones psicosomáticas que el cuerpo acumula por malos hábitos. También habla de la purificación de las energías, no olvidemos que el yoga ve al ser humano como un todo y no hay separación entre el cuerpo, la mente y la energía o espíritu.

El Hatha yoga es la herramienta directa, o mejor dicho un conjunto de herramientas o técnicas psicofísicas que preparan al practicante de yoga, para obtener el Raja Yoga, gracias a la conexión cuerpo, mente y espíritu. Ya que el Hatha yoga es la primera parte de los Yoga sūtra de Patañjali y el Raja Yoga la segunda.

Los ocho pasos o grados del yoga es lo que significa Astánga Yoga:

El 1º y 2º pasos o grados son los Yámas y Niyanas

El 3º y 4º son āsanas y prānāyāma en los que para su práctica se incluyen bandhas, mudrās y satkarmas (el Hatha Yoga)

El 5º Pratyāhāra la interiorización, estas técnicas se practican tanto en Hatha yoga como en Raja Yoga.

Y 6º 7º y 8º corresponden a Dhāranā, Dhyāna y Samādhi respectivamente, agrupados con el nombre de Samyama y que corresponde al Raja Yoga.

Hatha y Raja yoga son complementarios, una misma disciplina, escalonada o clasificada de forma ascendente, cuyas técnicas se entremezclan, y por tanto no pueden separarse, ya que para subir a la cima del yoga, el camino ascendente está detallado por la tradición y avalado en sus positivos resultados por miles de años de antigüedad. El Hatha Yoga se centra como primer apoyo en el cuerpo físico y el Raja Yoga en la mente. Pero el uno sin el otro no conseguirá su propósito.

Objetivos:

Desarrollar todo el potencial del ser humano, empezando por el cuerpo físico, siguiendo por la mente, usándola como una herramienta al servicio del ser interior o alma, para terminar descubriendo el potencial espiritual.

El control sobre el cuerpo (incluso de los órganos corporales) y la mente para obtener una salud firme, un cuerpo resistente y una mente fuerte. Que permitan al aspirante a Raja Yoga  iniciar el ascenso de la nueva etapa con una base firme, para trascender la conciencia del ego, y conocer el Ser o la realidad ultima, divina.

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.