La respiración

Si en el yoga, la técnica de ejecución de āsanas y karanas es una base firme donde se pone en práctica el conjunto de los diferentes ejercicios psicofísicos y energéticos, la respiración es uno de sus pilares principales.

La respiración puede realizarse por la nariz y por la boca, aunque en el deporte se utilice la boca para sacar el aire, en yoga se coge y se saca el aire por la nariz. Salvo excepciones, siempre respiramos por la nariz. Decimos que la nariz es para respirar y la boca para hablar, comer etc… aunque se puede respirar por la boca no es lo más adecuado, fisiológicamente hablando, la nariz está preparada para la respiración, filtra el aire y lo calienta para que cuando llegue a los pulmones este a una temperatura adecuada, y limpio, ya que evita que cuerpos extraños puedan llegar hasta los pulmones y dañarlos o traer infecciones.

La importancia de la respiración radica, en que es la conexión entre cuerpo, mente y emociones, a través del sistema nervioso. Además, según el yoga, también es la conexión con la parte energética. Junto con el aire que respiramos absorbemos Prāná (energía vital).