Bhaktí Yoga

Definición del Bhaktí yogacategoria-bhakti-dibujo

Etimología:

  • Bhaktí suele traducirse como devoción o amor, y a veces compasión.
  • Significa también: División, devoción, adoración, amor, inclinación, reverencia, fidelidad, lealtad…

La palabra Bhaktí deriva de las raíces: Bhañj que significa divino, y bhaj que significa: participar en…, disfrutar, fluir, experimentar, sentir, que pertenece a, que vive en, que habita en, que busca, que adora, tener o poseer, respetar, glorificar…

Se conoce el Bhaktí yoga como el yoga del amor y la compasión. Es quizás, el yoga más espiritual. Y se le llama el camino del corazón. Como todos los yogas su objetivo último es la conexión con la esencia pura. El Bhaktí, enfoca el amor en el Ista-deva, (el arquetipo o imagen de la divinidad) con la que se identifica el practicante de Bhaktí yoga. Y es el amor a dios, el medio o soporte que se utiliza para llegar a la realización del Ser. El Ista-deva no tiene por qué ser un arquetipo o imagen hindú, se aplica a la imagen que tenga el practicante sobre dios, según su creencia, sea la que sea.

No todas las escuelas de Bhaktí yoga se consideran dualistas; las dualistas no creen en una unión total con lo supremo. Pero, en la bhagavad-gītā, se llama “para-bhakí” a la fusión del devoto (practicante avanzado) con lo divino, donde lo divino y el devoto quedan inseparablemente fundidos en el amor. Las demás escuelas (no dualistas) comparten en inicio la práctica dualista en la que el devoto se siente separado del divino. Pero su objetivo es una fusión completa en la que se produce un olvido total del propio ser. Se trasciende el ego y la idea de separación. Descubriendo que solo existe la realidad única.

El Bhaktí yoga purifica y canaliza la fuerza emocional del ser humano. Se trata, como en todos los yogas, de reconocer el punto de partida (el momento en que comienzas la práctica por primera vez) y el objetivo último.

El punto de partida; el aquí y ahora, desde la perspectiva emocional. El ego reacciona ante las situaciones a través la emocionalidad (emociones descontroladas). Las reacciones muchas veces impulsivas nos ponen en más de un aprieto, llegando a hacer o decir cosas de las que luego nos arrepentimos. Desde la observación y reconocimiento de nuestras emociones, actitudes, etc… podemos tomar conciencia y descubrir, cual es realmente la situación de nuestra autoestima, y ver que cambiar, que mejorar, que potenciar.

El bhakti empieza por el amor a uno mismo. Sigue por comprender, a través del amor y la compasión a los demás. Para llegar al objetivo último.

El objetivo último; se trata de la entrega, completa, incondicional y sin reservas del amor incondicional, a lo que cada uno llame Dios, Energía o Vida, Esencia, Etc.